Cirugía Ambulatoria o Cirugía Sin Ingreso


Cada vez más frecuentemente oímos el termino de Cirugía Ambulatoria o Cirugía Sin Ingreso sin saber exactamente a qué se refiere, sólo sabemos que no hay que ingresar en el Hospital, pero nada más. Vamos a intentar explicar qué es la cirugía ambulatoria y cuándo se puede y se debe hacer.

Cirugía Mayor Ambulatoria significa poder intervenir quirúrgicamente al paciente sin necesidad de ingreso hospitalario.

Actualmente el avance de la medicina en especial y de la Anestesia y de la Cirugía en particular han conseguido que la llamada Cirugía Mayor Ambulatoria tenga un auge espectacular en nuestro país y en los de nuestro entorno. Cirugía Mayor Ambulatoria significa poder intervenir quirúrgicamente al paciente sin necesidad de ingreso hospitalario.

Esto es debido fundamentalmente a 3 causas:

1 – El desarrollo de nuevas técnicas anestésicas locales o locorregionales

El desarrollo de nuevas técnicas anestésicas locales o locorregionales que permiten operar al paciente estando este despierto, anestesiando sólo la zona que se va a operar, lo que hace que los riesgos anestésicos disminuyan enormemente con las ventajas que eso conlleva para el enfermo. Uno de los miedos más extendidos entre todo el mundo antes de una intervención quirúrgica, médicos incluidos, es el de “¿y si no despierto de la anestesia?”. Ese miedo que es absolutamente lógico y humano, desaparece cuando nos dicen que vamos a estar despiertos y que en determinadas cirugías, como la artroscopia, la podemos incluso ver si queremos.

2 – La seguridad y la comodidad del paciente

Cirugía sin ingresoAl realizarse sin necesidad de intubación desaparecen muchos de los riesgos de la anestesia general. Como ejemplo baste decir que determinadas operaciones como la artroscopia de hombro estando el paciente en el quirófano en posición sentada, en determinados países como Alemania, están prohibidas ya, si se realizan con anestesia general, ya que en enfermos con patología previa cardiaca o cerebral pueden producir accidentes graves e incluso la muerte. Estas complicaciones jamás han sido descritas cuando el paciente está despierto, ya que si él mismo se encuentra mal nos lo va a decir.

Al hacerlo con anestesia local y sin isquemia desaparecen también los siguientes problemas:

  • Complicaciones como el temido embolismo pulmonar, tromboembolismo pulmonar masivo con resultado de muerte, edema agudo de pulmón (ver publicación científica) o complicaciones neurológicas como el Síndrome Regional Complejo Tipo 1 (antiguamente Distrofia Simpático Refleja) que se pueden producir al hacer isquemia en una cirugía banal de artroscopia de rodilla (según el estudio realizado por la Sociedad Española de Traumatología, hasta en un 4 % de casos se producen tromboembolismos, que afortunadamente pasan desapercibidos en la mayoría de los casos, pero no siempre).
  • O problemas de meningitis y lumbalgias permanentes secundarios a la raquianestesia, que ocurren pocas veces, pero que ocurren.

No es cierta además la frase de algunos cirujanos que dicen “es que sin isquemia no se ve bien”. Con un buen anestesista y con experiencia se ve perfectamente. Yo llevo haciéndolo así desde hace 17 años con 0 % de complicaciones serias como las que acabo de describir.

En cuanto a la comodidad, no es lo mismo poderse ir a casa con todas las garantías médicas, que tener que pasar la noche en un hospital con los inconvenientes que ello conlleva. Además hay que insistir en el hecho de que con anestesia local el postoperatorio suele ser mucho menos doloroso que con anestesia general, ya que en este caso, en el momento que el paciente despierta, la anestesia deja de hacer efecto, con lo que hay que recurrir a analgésicos.

3 – Mejor aprovechamiento de los recursos

El tercer motivo del aumento de este tipo de Cirugía, o más bien, de este modo de hacer la Cirugía, es el mejor aprovechamiento de los recursos. El gran aumento de la longevidad ha provocado un aumento enorme de las patologías asociadas entre la población de edad avanzada y que necesitan ingresos, como fracturas de cadera o problemas cardiacos o pulmonares. Esto ha provocado una saturación de los hospitales. Aunque se hagan esfuerzos para mejorarlos, los hospitales no son como una goma que se pueda estirar hasta el infinito. Por eso las Unidades de Cirugía Mayor Ambulatoria pueden resolver en parte este problema ya que cada vez se pueden tratar más pacientes sin ingresarlos, reservando las camas para procesos más graves.

¿Qué enfermedades se pueden operar con Cirugía ambulatoria?

En la actualidad se pueden operar cantidad de patologías que hasta hace unos años era impensable hacerlo sin ingreso. Sería muy largo explicar todo lo que se puede hacer, pero en términos generales podemos decir que:

  • Toda la cirugía artroscópica del hombro se puede y se debe hacer con cirugía ambulatoria y con el paciente despierto salvo casos excepcionales, como cardiópatas severos o alguna intervención muy concreta como el Latarjet artroscópico.
  • La inmensa mayoría de la Cirugía artroscópica de la rodilla, donde además hay que insistir en que se haga sin isquemia siempre que se haga posible, salvo en cirugías más complejas como plastias de ligamentos, aunque ya hay hospitales que realizan esta Cirugía sin ingreso. Se operan por la mañana y son dados de alta a media tarde.
  • Cirugía de Nervios Periféricos, el famoso Síndrome del Túnel Carpiano, o liberaciones de otros nervios, cubital, radial, etc ( se explican en otro apartado de esta web).
  • Prácticamente toda la cirugía de la mano y gran parte de la cirugía del pié.
  • Fracturas que no sean complejas.

La lista en el futuro seguro que se irá ampliando, sólo hay un requisito legal que hay que cumplir, el paciente debe vivir o tener un domicilio a menos de 1 hora en coche del Hospital donde se haya realizado la intervención, por si surgiera alguna complicación que hiciera que el paciente tuviera que regresar al hospital.

Preguntas Frecuentes

Cirugía Sin Ingreso

¿Qué es la Cirugía Ambulatoria o Cirugía Sin Ingreso?

La Cirugía Mayor Ambulatoria o Cirugía sin ingreso significa poder intervenir quirúrgicamente al paciente sin necesidad de ingreso hospitalario. Esto es debido fundamentalmente a tres causas: el desarrollo de nuevas técnicas anestésicas locales, a la mejora de la seguridad y comodidad del paciente y a un mejor aprovechamiento de los recursos.

Toda la cirugía artroscópica de hombro, la inmensa mayoría de la cirugía artroscópica de rodilla, Cirugía de Nervios Periféricos, Cirugía de mano y pié, fracturas que no sean complejas… pueden ser operadas con cirugía sin ingreso.

¿Se ha de cumplir algún requisito legal?

En la Cirugía Ambulatoria o Cirugía sin ingreso, hay un requisito legal que hay que cumplir, el paciente debe vivir o tener un domicilio a menos de 1 hora en coche del Hospital donde se haya realizado la intervención, por si surgiera alguna complicación que hiciera que el paciente tuviera que regresar al hospital.

Compartir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.